Chistes Médicos·Humor médico

Humor Médico

Un profesor en una autopsia, les dio a los estudiantes una lectura introductoria a la clase. Enfrente del cuerpo le preguntó a los alumnos:

 

“Hay dos cosas que se necesitan para triunfar en la medicina forense. Primero, no debes tener temor”. Diciendo eso metió su dedo en el ano del cuerpo y luego se lo chupó. “Ahora ustedes deben hacer lo mismo”, dice a la clase.

 

Después de un par de minutos de un silencio impresionante, la clase hizo lo indicado.

 

“Segundo”, el profesor continuó, “Deben tener un sentido agudo de observación. Por lo que pregunto, ¿Cuántos de ustedes notaron que puse mi dedo medio dentro del ano, pero me chupé el dedo índice?

 

 

Mientras hacía su ronda, un doctor señaló una radiografía a los estudiantes de medicina.

“Como ustedes pueden ver” dice, “el paciente está débil porque su tibia y su peroné están radicalmente arqueados”

El doctor se vuelve hacia uno de los alumnos y pregunta, “qué haría usted en un caso como este?

“Bueno”, pondera el estudiante, “Supongo que también me debilitaría”.

 

 

Después de varias semanas de intentos de resolver un problema científico, el jefe de la investigación, mira a sus colegas y les pregunta: Señores, ¿Conocen ustedes el antónimo de la palabra “eureka”?

Un paciente entra al consultorio y le dice al doctor:
Ay, doctor, últimamente siento que todo se me olvida y después, me vuelvo muy agresivo. No sé que me pasa.
Y, dígame señor, ¿Desde hace cuánto tiene estos síntomas?
Desde cuando qué, idiota.