Uncategorized

Chistes

Una mujer le cuenta al psicólogo sobre sus problemas relacionados con la bebida:
– Tal como le cuento, doctor, mi problema es con el alcohol… Siempre que tomo un par de tragos me entran unas ganas irresistibles de hacer el amor con el primer hombre que se me cruza
Y el psicólogo le responde:
– Bueno, el asunto parece delicado… que tal si nos tomamos un par de tragos, se relaja y lo discutimos?


Una profesora universitaria estaba acabando de dar las últimas informaciones a sus alumnos sobre el examen final que harían al día siguiente. Terminó diciendo que no habría excusas para quien no acudiese al examen, a menos que se tratase de un accidente grave, enfermedad o muerte de algún pariente próximo.
Un gracioso que estaba sentado al fondo de la clase preguntó con ese típico aire de cinismo:
‘De entre esos motivos justificantes… ¿podemos incluir el de extremo cansancio por actividad sexual?’
La clase explotó de risas mientras que la profesora aguardaba pacientemente a que todos se callasen. Entonces ella miró al payaso y le respondió:
‘Eso no es un motivo justificativo. Como la prueba será tipo test usted puede venir y escribir con la otra mano o puede usted contestar de pie, si es que no puede sentarse.’


Qué me dice Doctor?

El hombre va adónde su médico porque  ha estado con problemas, se le olvidan fácilmente las cosas. Después de ver la bacteria de exámenes el Doctor dice: “Desafortunadamente, le tengo malas noticias y muy malas noticias.”

“¿Cuáles son las muy malas noticias? Pregunta de buenas a primeras el paciente.

“Bueno, dice el doctor, nuestros tests muestran que tiene cáncer y que solo le quedan tres semanas de vida”

“Oh, Dios mío!” dice el hombre. “Pero entonces cuales son las malas noticias?”

“Nuestros tests indican que también tiene enfermedad de Alzheimer”,  le dice el Doctor.

“Bueno, siempre podré ver el lado prometedor del asunto”, dice el hombre “Al menos no tengo cáncer!”


El Doctor, después de ver la Historia Clínica de su paciente, le pregunta:

-¿Fuma?

– Poco

– Pues, considérelo y déjelo,

-¿Bebe? –

– Poco

– Pues, considérelo y déjelo,

-¿Practica algún deporte? –

– Ninguno

– Pues, considérelo y hágalo,

– ¿Tiene sexo?

– Poco

– Pues, considérelo. Tenga sexo, mucho sexo…lo máximo posible!!

Regresa el tipo a su casa y le cuenta a su mujer:

– El Doctor me recomienda dejar el tabaco, la bebida, hacer deporte y,

sobre todo, tener sexo, mucho sexo, todo el sexo que sea posible Dicho

lo anterior, se mete en la ducha, momento que la esposa se frota las

manos y se pone un baby-doll, se perfuma y pinta provocadoramente,

esperando que salga su marido del baño.

Éste sale y empieza a vestirse, a perfumarse, poniéndose su mejor

traje. La esposa sorprendida, le pregunta:

-¿A dónde vas?

– Te dije que el Doctor sugirió tener sexo, mucho sexo, lo máximo posible…

-Sí, mi amor, eso fue lo que te escuché decir y por eso me puse así para ti…

– ! AY, MARÍA, TÚ SIEMPRE JODIENDO CON LOS REMEDIOS CASEROS!…