Chistes Médicos·Humor Farmacéutico·Humor médico

Chistes

Un tipo va al psicólogo y le dice:
– Doctor, vengo a verlo porque tengo un problema de doble personalidad,
El doctor lo mira fijo y le dice:
– , siéntese mi amigo, que entre los cuatro lo vamos a resolver.


Un hombre muy preocupado entra al consultorio de su doctor preocupadísimo y muy nervioso. El doctor le pregunta:
– Que le pasa, hombre que esta tan mal, tan exaltado?
– Mire, tengo pelos por todos lados. en las manos, debajo de las uñas, en el pecho, mire estas lanas! en las piernas, no hay lugar que no tenga pelos y encima en demasía. Dígame que padezco??? Que padezco???
– Y… padece un osito.


 

Le cuenta un tipo a su doctor:
– Cené huevos, y a media noche sentí como una patada en el hígado
– Te fue bien….le dice el médico, qué tal si hubieras comido hígado?


 

Una mujer le cuenta al psicólogo sobre sus problemas relacionados con la bebida:
– Tal como le cuento, doctor, mi problema es con el alcohol… Siempre que tomo un par de tragos me entran unas ganas irresistibles de hacer el amor con el primer hombre que se me cruza
Y el psicólogo le responde:
– Bueno, el asunto parece delicado… que tal si nos tomamos un par de tragos, se relaja y lo discutimos?

 


Jane y Arlene, dos ancianitas están fuera de su hogar de ancianos, tomándose un trago y fumando, cuando empieza a llover, Jane saca un condón, le corta la punta, cubre el cigarrillo y continúa fumando.

Arlene: ¿Qué diablos significa eso ¿

Jane: Un condón, la única manera de que mi cigarrillo no se moje.

Arlene ¿Adónde lo conseguiste?

Jane: Los puedes conseguir en cualquier farmacia

Al día siguiente, Arlene va por si misma a la Farmacia local y le pide al farmacéutico una caja de condones.

El farmacéutico, obviamente sorprendido, la mira extrañamente pero delicadamente le pregunta:

¿Cuál marca de condones prefiere?

“Eso no importa Doctor, lo suficiente grande para cubrir un Camel (camello) ¡!

El farmacéutico cayó desmayado

 

Anuncios