Humor médico

Humor

Un alemán que sufre un fuerte dolor de espalda, entra a una cantina y se encuentra frente a el nada menos que a Jesucristo. El alemán le dice “Oye, ven y tómate una copa  de vino conmigo”.

Jesús acepta y luego le toca la espalda y santo remedio. Desaparece milagrosamente el dolor del alemán.

Al rato entra un ruso con un fuerte dolor de pie a la cantina y se encuentra también con Jesucristo, por lo que le dice que se tomen un vaso de vodka. Jesús acepta y luego le toca el pie, y santo remedio, desaparece el dolor.

Entra un mexicano a la misma cantina con el brazo enyesado, y en un tono bravucón le dice a Jesucristo “Eh tu, tómate un tequila conmigo!”. Jesús acepta, se toma el tequila y luego se acerca al mexicano para tocarle el brazo.

De pronto el mexicano da un salto para atrás y en un tono exaltado dice: “Épale, a mi no me quitas mis 60 días de incapacidad!!”

————————————————————————————————— 

“Doc, mi mujer ha perdido el habla” le dice un hombre al médico, “¿Cómo hago para que hable de nuevo?

El Doctor medita un momento y le dice, “Pruebe con llegar a las tres de la mañana bien borracho?”

—————————————————————————————————-

Estaba una pareja de novios en un restaurante y le dice la novia al novio:

Mira mi amor, ¿Cuándo nos casamos?

Y le dice el novio:

Pero si la semana pasada no te querías casar conmigo, ¿Por qué ahora sí?

Y le dice la novia:

Pues, es que mi tío me aconsejó que me casara.

Y le dice el novio:

Bueno, ¿Y qué es tu tío, un organizador de familias, o qué es?

Y ella le dice:

Pues es ginecólogo.